No te pierdas
Home > Adelgazar > Un buen régimen para una buena salud
adelgazar

Un buen régimen para una buena salud

El equilibrio corporal es muy inestable. De hecho, vivimos permanentemente equilibrados en cierto desequilibrio. Nuestro cuerpo debe ser armonioso y restablecer, continuamente, ese equilibrio primordial tan fácil de romper. Sentirse bien en el propio cuerpo es esencial física y psicológicamente. El organismo regula su equilibrio gracias a complejas reacciones que ponen en juego numerosos mecanismos. La armonía corporal es, pues, el resultado de esos mecanismos cuyo desarreglo puede, entre otras cosas, provocar un exceso de peso y, a veces, una obesidad.
¿Dónde comienza la obesidad? ¿Es una enfermedad? Responder a estas preguntas es muy difícil. Sólo tras una seria investigación que busque las razones profundas de la desviación ponderal sea tal vez posible descubrir la solución del problema. La delgadez se ha convertido en una religión. El adelgazamiento es un fabuloso mercado para los industriales. La dietética apasiona a los investigadores, los médicos, los especialistas en nutrición, los periodistas y también a los charlatanes de todo tipo.
Sin embargo, la dietética puede ser peligrosa, mortal incluso, si la practican seudoespecialistas que consiguen, es cierto, que adelgacen los candidatos al «culto a la delgadez». Pero, a veces, al precio de graves complicaciones. Nuestro cuerpo no soporta la agresión brutal de una dieta salvajemente practicada. «No comáis y adelgazaréis»: solución demasiado fácil, peligrosa, pues propuesta y practicada muy a menudo, con excesiva urgencia, por aquel o aquella que, cuando se acerca el verano, expuesto en la playa a las miradas del otro, cometerá cualquier tontería para parecer más guapo durante la estación. La búsqueda del equilibrio sólo puede realizarse tras un estudio de los múltiples factores que provocaron el desequilibrio y en caso alguno por medio de regímenes fantasiosos acompañados, a veces, por milagrosas píldoras o mezclas de medicamentos no sólo prohibidos, sino muy peligrosos, también, en su asociación.
Tan peligroso es hacerse practicar una liposucción o una intervención estética en un instituto de belleza como que una persona inconsciente, calificándose de «obesólogo», prescriba ciertos regímenes.

 

adelgazar
Nunca nos cansaremos de repetir las precauciones que deben tomarse antes de comenzar un régimen. Las reglas son sencillas. Ustedes deben aplicarlas si no quieren correr riesgos. Estas reglas son médicas y sólo médicas, respetuosas pues con el equilibrio corporal fundamental. El tema es complejo y necesita rigor. Es preciso comer mejor para preservar la salud, vivir mejor y más tiempo. Pero el remedio no debe ser peor que la enfermedad. El régimen, si se aconseja, debe elaborarse con la aceptación, el placer y el equilibrio alimenticio. Intentaremos explicarlo.
El régimen es un nuevo estilo de vida, una filosofía que, como las reglas de la sabiduría, deberá reemplazar progresivamente las falsas nociones con el fin de suprimir los riesgos permanentes debidos a la anarquía alimenticia.
• Regla 1
Nuestro equilibrio físico y psicológico es muy inestable: hay que respetar pues a toda costa el equilibrio y la armonía del cuerpo. Vivimos equilibrados en el desequilibrio.
• Regla 2
Rechazar cualquier régimen brutal o fantasioso.
• Regla 3
El régimen debe seguirse con el corazón alegre, debe ser agradable.



Un comentario

  1. Fantástico articulo !

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

La Dieta de la Sopa

Así es la dieta de la sopa LUNES Come solo sopa y toda la fruta ...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to friend