No te pierdas
Home > Alimentación > El Cacao , un alimento saludable
cacao alimento saludable

El Cacao , un alimento saludable

El cacao se obtiene de las semillas de un árbol originario de la Amazonia, cuyo cultivo se extendió por América central. Aquí los aztecas crearon de la semilla del cacao, una bebida llamada chocolatl, origen de la palabra chocolate. En 1600 llegó a Europa y 200 años más tarde se inició su producción.

Su nombre científico, Theobroma cacao, significa “comida de los dioses”, debido a su riqueza en nutrientes y a su propiedades terapéuticas, aunque tenemos que considerar que desafortunadamente, muchas de ellas se han perdido con la elaboración industrial del chocolate, al que a menudo se le añaden ingredientes perjudiciales como el azúcar, leche o grasas hidrogenadas y que se produce empleando altas temperaturas. Por esta razón es importante elegir productos de calidad, biológicos, que contengan por lo menos un 85% de cacao, preferiblemente endulzados con estevia y por una cuestión de ética, que provengan de un comercio justo.

BUENO PARA EL CORAZÓN

El cacao es un alimento que tiene una increíble afinidad por el corazón, tanto en el sentido físico como en el emocional. En el siglo pasado, en la medicina convencional se utilizaban inyecciones de teobromina, alcaloide presente en este alimento, para tratar los infartos del miocardio, debido a su capacidad de dilatar las arterias coronarias. La teobromina, potenciada por la cafeína, que también se halla en el cacao, aporta energía al organismo estimulando el sistema nervioso. Además es cardio-tónica, hipotensora, vasodilatadora, diurética e ideal para reducir los edemas causados por insuficiencia cardiaca.

Otro nutriente presente en gran cantidad en el cacao y necesario para el correcto funcionamiento del corazón es el magnesio, del cual este órgano vital necesita una cantidad dieciocho veces mayor que cualquier otro músculo. Este mineral le permite bombear y fluidificar la sangre, contribuye a reducir la tensión arterial y regular el ritmo cardíaco.

Por otro lado, tradicionalmente el cacao se ha asociado al amor y se utiliza frecuentemente, de una forma intuitiva, para compensar su ausencia o las desilusiones sentimentales. Esto se debe a la presencia de sustancias como la feniletilamina y el triptófano.

La feniletilamina es un neuroquímico cuya producción en el cerebro aumenta cuando nos enamoramos, provocando en las personas ese agradable estado por el cual todos hemos pasado, aunque sea una vez en la vida. Esta sustancia es una precursora de la dopamina, neurotransmisor relacionado, entre otras cosas, con los sistemas de recompensa, el estado de humor, la memoria, la capacidad de concentración y el aprendizaje.

Otro compuesto psicoactivo contenido en el cacao es la anandamida, molécula químicamente parecida al THC, principio activo del cannabis, que contribuye a aumentar las sensaciones placenteras y además tiene un papel importante en la implantación del embrión en el útero, en la memoria y en el sueño. No es casualidad que la etimología de la palabra anandamida viene del sánscrito ananda, que significa “beatitud interior”.

Y por último una curiosidad: el cacao puro es amargo y este sabor, según la Medicina Tradicional China, se relaciona con el corazón.

MUCHOS “PROS” Y POCOS “CONTRAS”

El cacao es una buena fuente de azufre orgánico, nutriente a menudo carente en la población. Este mineral contribuye a mantener en buen estado la piel, uñas, pelo y facilita la función de desintoxicación del hígado.

Asimismo tiene un elevado poder antioxidante, pues lo encontramos entre los alimentos con puntuación más alta de la escala ORAC (Oxigen Radical Absorbance Capacity), un sistema desarrollado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos para medir la capacidad que tienen los alimentos para neutralizar los radicales libres, responsables del envejecimiento de las células y de la aparición de muchas enfermedades degenerativas. Estos antioxidantes, en su gran mayoría flavonoides, constituyen aproximadamente el 10% de su peso.

Sin embargo, “no es oro todo lo que reluce” y tenemos que considerar algún aspecto potencialmente negativo.

Su contenido en ácido oxálico hace que su consumo no esté indicado en personas que sufren de cálculos renales, ya que esta sustancia propicia su formación. Las personas muy nerviosas deben tomarlo con moderación para evitar una sobreestimulación.

Otro aspecto a tener en cuenta es su alto porcentaje en grasas, constituidas principalmente por ácido esteárico que, si bien no tiene ningún efecto sobre el colesterol, hace del cacao un alimento hipercalórico, poco indicado en la dietas para bajar de peso.

La receta: Batido de cacao y plátano

batido de cacao

INGREDIENTES:

■ 1 plátano

■ 2 dátiles

■ 1 cucharada de cacao puro en polvo

■ 1 vaso de leche de almendras

ELABORACIÓN

■ Si los dátiles tienen hueso, abrirlos por la mitad y quitárselo sacando la mínima carne del dátil posible.

■ En el vaso de la batidora, poner los dátiles, el plátano, el cacao en polvo y la leche de almendras.

■ Tapar y batir un minuto aproximadamente. Servir y decorar la copa con un poco de cacao en polvo por encima.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

piernas pesadas

Piernas pesadas, síntomas y consejos

Consejos para piernas pesadas Con frecuencia sentimos sensación de hormigueo, hinchazón de tobillos… y todo es ...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to friend