No te pierdas
Home > Salud > Qué es la citología
citologia

Qué es la citología

Es una prueba fácil e indolora que consiste en la toma por raspado de células del cuello del útero y el fondo de la vagina. Indica si existen alteraciones celulares o infecciones genitales y confirma el momento del ciclo menstrual.

Con qué Frecuencia?

La mayoría de los ginecólogos recomienda una citología anual a las mujeres que tienen relaciones sexuales o cumplen 18 años. Conviene que la citología forme parte de una revisión ginecológica que incluya, además, examen de las mamas, ecografía etc. Hasta ahora, ninguna otra prueba ha tenido tanto éxito para erradicar un cáncer como la citología cérvico-vaginal, que permite detectarlo y tratarlo con mucha antelación. Para ello:

1. Hay que hacerse la prueba una vez al año, incluso si se tiene un historial ginecológico normal.
2. Conviene efectuar un seguimiento estrecho de las pacientes de alto riesgo: aquellas con infecciones múltiples, inflamaciones marcadas, citologías previas anormales…

3. Las lesiones sospechosas deben ser sometidas a una biopsia, incluso si las citologías han sido negativas.

4. El error de la citología en la detección del cáncer es del 5/10%. Pero si se poseen citologías repetidas de una misma paciente, rara vez se desarrollará una lesión grave.

5. Los falsos positivos tienen aún menor incidencia, ya que las lesiones precancerígenas graves deben confirmarse por biopsia.

Qué detecta la citología?

►Manifiesta alteraciones hormonales. Durante el ciclo menstrual, la mucosa cérvico-vagi-nal, sensible a los estrógenos y la progesterona, sufre cambios que permiten descubrir posibles alteraciones patológicas.

►Confirma el embarazo, salvo que sea de poco tiempo, pues revela el momento del ciclo menstrual en que se encuentra la mujer, ya que la composición de las células es distinta antes y después de la ovulación y también durante el periodo fértil y la menopausia. Las modificaciones hormonales del embarazo afectan al aspecto de las células del cuello del útero y a vagina y pueden verse al microscopio.

►La triple toma cérvico-vaginal puede detectar las lesiones precursoras del cáncer cuando todavía son tratables. Por eso logra una marcada reducción en la mortalidad del carcinoma de cérvix uterino. La prueba está en que aunque las lesiones pre-cancerosas aumentan, el cáncer cervical disminuye.

►La flora cérvico-vaginal forma un ecosistema dinámico que mantiene un pH ácido que la protege de infecciones. Pero la actividad sexual y los altibajos del sistema inmunológico, la convierten en presa fácil. La citología es eficaz en la detección de infecciones causadas por virus, bacterias y hongos y, si es preciso, puede apoyarse en los cultivos microbiológicos.

►La detección a tiempo del Virus del Papiloma Humano (VPH), considerado el primer causante del cáncer de cérvix, puede reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad. Actualmente, está en estudio una vacuna contra este virus de transmisión sexual.

Quienes necesitan la citología?

►Conviene que todas las mujeres se sometan a este exámen con regularidad para prevenir alteraciones, pero no todas están expuestas de la misma manera.

►Hay que valorar el riesgo de cada paciente y clasificarlo de bajo, moderado o alto; es la mejor manera de establecer pautas de prevención específicas para cada una.

►Son de bajo riesgo las mujeres que no han mantenido relaciones sexuales previas, las histerectomizadas (con extirpación de útero incluida) y las que tienen una pareja estable durante largo tiempo y sus citologías previas han dado resultados negativos.

►Las mujeres de riesgo moderado son aquellas con relaciones sexuales frecuentes, comenzadas después de los 20 años y con relaciones habituales con dos hombres.

►Las mujeres de alto riesgo son las que mantienen relaciones sexuales antes de los 20 años y tienen más de dos parejas. También hay que tomar en consideración el número de parejas que tiene el hombre.

►Hay otros factores de riesgo como fumar, estar inmunodeprimida, etc.

Proceso Cancerígeno

La mayoría de casos de cáncer cervical tienen su origen en el Virus del Papiloma Humano, una enfermedad de transmisión sexual. Afecta del 3 al 6% de la población. Las mujeres suelen infectarse de jóvenes, y en un 5% se complica tras los 35-40 años. Aunque la infección se produzca a edades tempranas, puede no manifestarse hasta 10 años después. El cáncer cervical es una de las mayores causas de mortalidad entre la población femenina, pero actualmente se puede vencer. Dependiendo del nivel en el que se encuentre se puede hablar de un 80/90% de casos de curación.

El cáncer se desarrolla lento:

►Primero: los tejidos que forman el cuello uterino pasan por un proceso denominado displasia en el que comienzan a aparecer células anormales, pero no cancerosas.

►Esta displasia puede ser leve, moderada o severa.

►De no detectarse a tiempo, se multiplica el número de células anormales, que acabarán por convertirse en cancerígenas.

¿CÓMO DETECTARLO?

No es sencillo, pues a veces no existen síntomas, sobre todo en la fase temprana, cuando es más fácil atajarlo.

PARA LOGRALO:

►Es imprescindible realizarse revisiones periódicas.

► Si aparece sangrado postcoital o entre dos periodos menstruales regulares o aumentan las secreciones vaginales y conllevan olor desagradable, acude al ginecólogo lo antes posible.

Cómo se toma la muestra

citologia

Para realizar una citología es necesario obtener células de la zona uterina. El procedimiento es muy sencillo, consta de:

►La toma de la muestra sólo dura unos segundos, no causa dolor y no precisa de preparación especial previa.

►La mujer ha de permanecer quieta y en posición ginecológica para que el médico pueda recoger sus células sin provocarle molestias innecesarias.

►En primer lugar, se recogen células raspando con una espátula de madera o plástico, en la superficie exterior del cérvix, el extremo del útero que comunica con la vagina.

►A continuación, se recogen muestras de las células del interior del canal del cérvix y de la vagina utilizando un tapón de algodón o un cepillo de plástico,

►Todas las muestras tomadas se extienden en una lámina de cristal, se fijan con un spray y se envían al laboratorio para su análisis.

►Las células que van a examinarse al microscopio también pueden obtenerse tomando una muestra de los fluidos corporales o realizando aspiraciones por medio de una aguja fina para sacar células.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

ensaladas

7 razones para tomar ensaladas

Te ayudan recuperarte de los excesos del verano y, envasadas, te las puedes llevar para ...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Send this to friend